La incapacidad o desinteres de Slim por proveer desarrollo tecnológico en México

La incapacidad o desinteres de Slim por proveer desarrollo tecnológico en México

Advertisements

Apple al mundo: voy a crear una nueva categoría de dispositivos y me la voy a quedar para mi solo, por Alf

En la presentación que acaba de finalizar, Apple ha dado un puñetazo en la mesa, un corte de mangas o les ha enseñado aquel lugar donde la espalda pierde su casto nombre a todos aquellos competidores, predecesores, advenedizos, y cualquier otro pelaje que quede en medio, que estaban con las manos en los bolsillos, silbando alegremente, mientras esperaban que Apple les dijera cómo era el producto que tenían que fabricar, qué especificaciones tenía que tener, cómo tenía que interactuar, etc. para que ellos después pudieran ponerse a fabricar productos de segunda, imitaciones de nula imaginación, que intentaran vivir en la frontera, rascando despistados y desinformados dispuestos a creerse que ocho es igual que ochenta.

Pues no va a poder ser, lo siento. Apple ha dicho todo eso, pero ha maniobrado tan hábilmente que no ha dejado sitio para nadie más. Todos saben lo que es un tablet. Todos conocen la tecnología multitouch. Todos saben (porque lo han aprendido viendo a Apple innovar) lo que quiere el usuario. Y aún así, se han quedado -perezosamente- esperando otra vez a que Apple haga todo el trabajo para, una vez visto el producto, poner las fabricas a trabajar.

Pero lo que se les ha escapado, precisamente por esa pereza mental que les atenaza, es que Apple también les estaba mirando. Y han dejado que calcule su movimiento con total tranquilidad y que lo ejecute con la esbeltez que caracteriza al mago Jobs. Hay que ser pringado.

No es sólo que no vayan a poder competir, jamás de los jamases, porque es un dispositivo que nace con más de 100.000 aplicaciones disponibles para utilizar (algo inédito en la historia de los nacimientos electrónicos).

Tampoco porque Apple haya aumentado su oferta de software propio lanzando versiones táctiles de su suite de “productividad” iWork o la nueva aplicación para comprar libros llamada iBooks…

Es que a la suma de todo eso hay que añadir un esquema de precios que sólo puede construirse cuando se tiene el volumen de compra que tiene Apple en discos duros flash, en pantallas táctiles, etc.

Así que no sólo es que esté dando más de lo que cualquiera de sus competidores puede ofrecer (sin permitir que el usuario se confunda y dude entre un portátil y un iPad, la gallina de los huevos de oro de Apple), sino que lo está haciendo a un precio que ellos tampoco van a poder igualar.

¡Qué noche más triste para los HP, Acer, Asus, LG,…! Su gozo en un pozo. ¿Cómo van a presentar algo y decir que es “competencia para el iPad” si no pueden acercarse ni a prestaciones ni a precio?

Apple ha creado la categoría que ha querido: el escalón entre un iPod touch/iPhone (dependiendo de si lo compras con 3G) y el portátil, y no ha dejado sitio para nadie más.

via: http://www.faq-mac.com